19 oct. 2010

There's a faggot in the closet

Pasan dos cosas. En primer lugar, tengo que aprender a escribir bien es castellano y aprender inglés en general. Y en segundo lugar, tengo que ir a Belgrano a comprar un par de cosas y no tengo ganas de ir mas que nada porque se me va a hacer de noche y capaz llueve y me rompe mucho las bolas la lluvia cuando no da para que me llueva en la cabeza. Me llama mucho la atención un detalle que me hizo notar Rodrilee y es que todavía no abandoné el blog como todos mis proyectos. Es un avance supongo.
Ayer estaba re caliente, y seguía mucho muy deprimido y psicótico hoy a la mañana, pero ya se me pasó un poco, estoy muy nervioso y angustiado, así me pongo cada vez que pienso en el año que viene. No tengo idea de nada, no sé un carajo y encima me tengo que fumar alguna que otra crítica de todo el mundo, pero a veces es con la mejor intención, así que no puedo calentarme por eso, sólo que me pone de la mismísima nuca que todo sea una cosa liviana y jamás razonada un poco y jamás exista suposición alguna para pensar que puedo tener razones para hacer lo que hago, y que a pesar de hacer muchas idioteces, todo tiene un origen lógico y a esos orígenes deberían ir a buscar una respuesta en lugar de solo ver una porción de la torta. Pero bueno, ya fue, no puedo calentarme porque se preocupen, desde la lógica y la teoría pura tiene mucho sentido lo que dicen, aunque tampoco es la única verdad. En la práctica es un poco menos sostenible eso, y es lo que intento explicar. Aunque me voy a comer ahora, así que querido diario, te seguiré después, espero que no caigas en el abandono como todos tus anteriores y posteriores...
Federico.

No hay comentarios:

Publicar un comentario