16 oct. 2010

Prozac

 Dícese que cuando muere un político argentino debe ser incinerado... y sí, ni la tierra los traga a esos.

Lo digo por todos los hijos de puta de los radicales, peronistas, zurditos de cabotaje, milicos, gremialistas y por toda la negrada de fachos en ropa de carmelita descalza y medios de comunicación. Creo que lo mejor que podría pasarle al país es un cordón nuclear de norte a sur. Sin ánimos de ofender a nadie, es una mierda la sociedad argentina, y a esta altura, no hay forma de arreglarla por lo menos por los próximos 100 o 200 años. Es una tragedia por el porcentaje minoritario de personas honradas y de buena fe, pero es un sacrificio necesario en nombre del progreso, la equidad, y los valores de bien que se supone son los que se buscan. Sépalo quien deba saberlo.

 Federico.

No hay comentarios:

Publicar un comentario