26 oct. 2010

:@

¡Ay de mí! Pobre del que sepa la verdad de algunas cosas. Algunas cosas deberían permanecer encerradas en lo mas oscuro de los rincones de la mente para nunca salir.
Federico.

No hay comentarios:

Publicar un comentario