7 mar. 2011

Variedad de cosas de un enfermo del cerebro

Estaba pensando, que loco debe ser tener un perro y hacerse dar un beso negro, supongo que debe ser copado, no sé, no tengo perro, pero si tuviera uno tampoco lo haría, aunque con el perro de alguien que me caiga mal... quizá me pondría un poco de azucar en las nalgas y que el perro me limpie, así después le da besos al dueño en la cara con toda mi porquería, de solo pensarlo me dan ganas de tener un enemigo que ame besar a su perro. Ya me imagino la sensación, el cosquilleo y el acto reflejo de cerrar el culo, sentir la respiración del hocico curioso, la lengua esa que contornea cada superficie, la caca pegada a los pelos que luego queda en la boca del animal y que con esa lengua después recorre tus cachetes, vos estás feliz con el Bobby, él no sabe que te está poniendo mi poca higiene por el rostro, él no sabe, es un perro, pero yo con mi sonrisa de felicidad y mi cara de póquer te voy a decir "jaja, se nota que lo querés al bicho" mientras le da una mano mas de cacona a tu cara. Estoy escuchando Black Flag, quizá tiene algo que ver con lo que escribo.


Otra cosa cautivadora, es usar el terror psicológico sobre una persona, pero solo funciona con personas que tengan un mínimo de valores, porque si querés atormentar a alguien que no tiene ninguna clase de conciencia sobre nada quizá no tengas mucho material de trabajo. Si es una persona de confianza, podés empezar por hacerte el tonto frente a sus conocidos, pero con un leve dejo de hostilidad, podés comprometer a tu prójimo con facilidad, y sin necesidad de apelar a la verdad, está con sus amigos, dejá deslizar suavemente un "ahh, es cierto, se le nota un poco en la cara", para hacerlo entrar en calor de a poco, porque, ¿Para qué estamos en la vida si no es para divertirnos? Así que hacelo pasar un momento de transpiración, mandalo en cana (haciéndote el tonto) con sus conocidos, quizá pasás por boludo un rato, pero no te importa, porque el otro queda para el culo. Por supuesto que la cosa siempre se puede poner peor, siempre podés ver si la persona en cuestión es susceptible a ciertos comentarios, y podés empezar a desencadenar una pesadilla express. Con muy poco, sólo necesitás determinación. Y un manejo muy frio del odio, no es tan difícil, arruinar un día a alguien, mas si querés arruinar una vida, necesitás otra estrategia mas sutil, y premeditada, pero eso en otro capítulo. No quiero hacer apología de la mala leche (mas de lo que hice recién).


A mi me hicieron cosas peores que esto durante muchos años, y nunca dejé volar mi imaginación, pero creo que un día voy a fastidiar mucho a la gente.


Federico.

No hay comentarios:

Publicar un comentario