28 jul. 2010

2+2=4, si no da 5 no le echés la culpa a la matemática. (parte I)

Webeando me topé con algo que no esperaba ver y encontré a muchas personas que aprecio mucho, y algunos a quienes respeto mucho intelectualmente, gente que realmente estimo mucho. En un acto de deshonestidad intelectual, absentes en materia de objetividad. Cegados por el fanatismo me motivaron a escribir lo que ahora se puede leer acá.

No voy a defender a quienes no necesitan mi defensa, pues son una entidad que tiene demasiado poder. Pero quiero exponer algunos puntos, tratar de evidenciar algunos errores, intencionales o no, que me tienen los testículos inflamados. Sólo pretendo que en el futuro las discusiones se armen en torno a fundamentos mas inteligentes y no se genere una violenta contienda en una estructura de ignorancia sin sentido. Es importante buscar la verdad, es importante defender el punto de vista de uno, pero es indigno hacerlo con bajezas.

En primer lugar no me pongo en lugar de juez de nada, pero tampoco voy a tratar de influenciar a nadie a que crea lo que quiero que crea, sólo voy a plantear algunas cosas, cualquier persona tiene la libertad de opinar, y la obligación de hacerlo apropiadamente, lo ideal sería que todos pudieran opinar acerca de un tema tan increiblemente polémico (no debería serlo). El eje central de discusión no va a ser la existencia o inexistencia de deidad alguna, sinó la gente que continuamente pelea por esas cosas, y mas que nada, la forma de agredir, o de decir estupideces que es muy común en este tipo de charlas.

Bueno, en segundo lugar, todos sabemos de la intolerancia de los grupos religiosos, del conservadurismo de la Iglesia, de los manejos corruptos, los casos de pedofilia están en la memoria popular, todos nos quejamos por la intervención de la Iglesia en el mundo. Pero hoy vi una cosa que me pareció bastante pelotuda, usar la "riqueza" de la Iglesia para alimentar África.

No creo en primer lugar, que la Iglesia Católica sea responsable por todos los males que aquejan al mundo, existen otras religiones, quizá no tienen tantos fieles, pero también hay que tener en cuenta que todas las religiones, mas populares o menos, tienen lujo y una estructura acorde a la cantidad de seguidores.

La Iglesia Católica tiene muchos miembros es cierto, pero también es cierto que tiene muchos miembros pasivos, que no le ponen mucho interés, cosa que no pasa tanto con otras religiones. La IC (Iglesia Católica) por ser la religión mas "popular" tiene que soportar las críticas hacia las religiones como si fuese la única. Se le critica que esté adornada con lujos y de ser muy ostentosa, sobre todo por la Capilla Sixtina, no es el único templo adornado con mármol y oro, hay muchos lugares con lujo en el mundo, como por ejemplo un templo de Turquía, que tiene un altar de toneladas y toneladas de oro macizo, por citar un ejemplo. Y todas las religiones ostentan, sólo que es más criticable la IC por ser en cierta forma un exponente de la organización religiosa.

Otra cosa que quiero repudiar, es algo que vi en este tsunami de incoherencias que es internet aunque no por eso me quedo tranquilo en mi conciencia, es un pedido de cambiar la riqueza del Vaticano para palear el hambre en África. Más allá de ser una página en una red social, que no sé que peso propio puede tener, me parece una cosa aberrante, porque carece totalmente de sentido y fundamentos, por cosas que ya mencioné y mencionaré. Supongamos esto como algo válido y realizable y que la humanidad, en su infinita ceguera e intempestiva ceguera intelectual, decidiera sacar las riquezas del Vaticano para ese fin. ¿Cuanto tiempo duraría dicha "solución"?. También lei que con el dinero del Vaticano alcanza para terminar con el hambre de África "dos veces". ¿Qué es dos veces? ¿dos días? ¿dos meses? ¿dos años? ¿o dos almuerzos? Tamaña estupidez, no entiendo cual es el motivo que motiva a alguien a escribir tal idiotez. ¿No sería mejor, en nuestro delirio utópico de paz mundial y mariposas, que hagamos una tazación de todo monumento, plaza, templo y patrimonio de la humanidad para su posterior venta y así terminar con el hambre mundial? ¿No sería eso igualmente estúpido pero mas justo? O también se podría uno en su vehemente sed de sangre contra la Iglesia, desayunarla y llevar a cabo su vaciamiento para después, eliminar el hambre en África, y ya que se encargan del asunto porque en ese continente parece no haber gobiernos responsables, se podría destituir a los gobiernos y dejar al continente acéfalo, así a los mas de veinte Estados africanos los puede intervenir una junta de personas que alimentan pobres y se encargan de terminar definitivamente con la guerra civil y el SIDA, otros problemuchos de dicho continente, que seguro se resuelven fácilmente también vaciando la Catedral de Notre Dame, o vendiendo algunas abadías.

La pregunta que hay que hacerse es muy simple: ¿qué hago yo por los demás? Sinceramente yo no hago nada, por eso no voy a criticar a la IC que si bien es corrupta y tiene una hermosa mafia organizada en mas de 100 paises, también tiene muchas obras de caridad, que es algo comprobable e innegable, y hace mucho mas que muchos paises y religiones por la gente. No hoy que ser hipócrita. Hay cosas que se pueden criticar y otras que mejor callarse. La Iglesia maneja dinero y tiene poder, y de la misma forma que es conservadora y autoritaria, también obra en forma positiva en varias partes del mundo. No se puede acusar a un mega-movimiento por los poco curas pedófilos que son una minoría y de hecho en un porcentaje inferior a la media, después que el Papa lo repudie o no es un tema político.

Hablando de ingresos, la IC recibe dinero de donaciones, que son voluntarias, desde 1979 se maneja así, aunque recibe fondos del Estado en algunos lugares, pero de eso no se puede culpar tampoco a la Iglesia. En el artículo 2 de la Constitución de la Nación Argentina dice: "el Gobierno federal sostiene el culto católico apostólico romano", lo que significa, como conta en otros lugares, que se destinan fondos a la Iglesia en Argentina. Esto me parece algo que hay que cambiar, pero no depende de la Iglesia en absoluto, sinó del Gobierno, que tiene el derecho y el poder de reformar la Constitución para establecer un Estado laico (que deberían hacerlo) ya que poco tiene que ver la Fe y el Gobierno. Ese es un problema de inoperancia local. Pero cuando hablan del dinero de la Iglesia deberían saber que están hablando de donaciones de cristianos en el mundo, y son ellos quienes deben decidir para que donan el dinero, y no un energúmeno en una red social bajo argumentos totalmente subjetivos y cuestionables, alimentado por el desprecio hacia una de tantas instituciones que mueven el mundo.

Este tema da para largo y me quedan muchas cosas que decir de este asunto, no las publico todas en la misma entrada porque necesito tiempo y quiero dejar algo para hoy, pero va a seguir en la parte II.

Federico

No hay comentarios:

Publicar un comentario